Viaje nocturno en Flixbus, ¿Es cómodo? - El Viaje Amado ✈

Viaje nocturno en Flixbus, ¿Es cómodo?


La semana pasada fuimos de viaje en bus a Budapest. Aprovechamos los precios bajos del lanzamiento de Flixbus en Bulgaria que les comenté en una publicación anterior. Pagamos un total de 6€ para dos personas ida y vuelta. Además el viaje es nocturno, así que evitamos el tiempo muerto de viaje y una noche de alojamiento. Un regalo que no pudimos dejar pasar.



Los precios siguen bajos aún después de la promoción de lanzamiento: 20€ por tramo y por persona, para viajar entre Sofia y Budapest. Es un viaje de 11 hs.


El precio cambia y depende de los días que falten para la fecha del viaje, y del día que quieran viajar (si por ejemplo es fin de semana largo en alguno de los países, los precios aumentan por mayor demanda).

Todos los buses de Flixbus son modernos, y tienen baño, Wifi, enchufes y puertos USB para cargar la batería, basurero, y con asientos del tamaño promedio europeo (4 asientos por fila) preparados para uso intenso y que no se aplastan tan fácilmente. Sólo falta agua para beber u alguna comida a bordo. Aunque eso falta en la mayoría de los buses europeos (hasta ahora no viajé en ningún bus europeo que tenga bebida o comida a bordo. Si conocen alguno, escriban en los comentarios).



El wifi no siempre funciona durante todo el trayecto, y depende del país que se atraviese. Recuerdo haber viajado anteriormente en Flixbus y que el wifi no funcionara más después de cruzar la frontera. Y lo mismo sucedió en este viaje nocturno.

Los tickets de viaje se pueden imprimir, o mostrarlos desde la app de Flixbus, que recomiendo descargar (hay para Android y iOS). No hay número de asiento, así que les recomiendo subir rápido al bus para poder elegir.

Tanto en la web, como en la app se puede ver la ubicación exacta de las paradas (que muchas veces está en una calle común, con un simple cartel de Flixbus), y más importante, se puede saber si el bus está retrasado o no (en la web está dentro del menú Servicios - Información actualizada; y en la app está donde se muestra la ubicación de la parada).

Ya viajamos con Flixbus en 4 ocasiones, así que la experiencia nos es conocida, y es buena, por eso la repetimos:
1) desde Bruselas a Utrech (cerca de Ámsterdam);
2) desde Rotterdam de regreso a Bruselas;
3 y 4) entre Dortmund y Colonia, ida y vuelta.

Pero estos viajes son de apenas unas pocas horas, como la mayoría de los viajes que hace Flixbus. Y teníamos la duda de cómo sería hacer un viaje largo y nocturno con ellos.


Viaje nocturno Sofia - Budapest en Flixbus


El bus salió de Sofia, Bulgaria en horario, a las 22:40 hs. Viaja todos los días en el mismo horario. El viaje es nocturno y llega a las 8:40 hs del día siguiente (hora local de Hungría). Son 11 hs de viaje, y en el medio, el bus atraviesa Serbia de punta a punta.

Al llegar, el conductor escaneó con su teléfono los tickets que le mostré desde mi teléfono. Nos preguntó de dónde éramos, y como era el primer argentino y estadounidense que conocía, nos preguntó si necesitábamos visa para Serbia o Hungría (NO, no necesitamos visa). Después colocó la cinta adhesiva en cada mochila y nosotros mismos los guardamos en la bodega del bus.



Durante el viaje, hay que despertarse para 2 cruces de frontera. Estos son al principio y al final del viaje, así que pueden dormir durante la mayor parte. Nosotros dormimos 6 horas en este trayecto, y 2 horas más después del último cruce de frontera.

La parada de Flixbus en Sofia, Bulgaria, está ubicada dentro de la misma estación central de buses. La estación de buses está a un costado de la estación central de trenes de la ciudad. Es muy conveniente porque uno se puede sentar en un lugar protegido del clima, e incluso comprar algo de comer mientras se espera. Esto me sorprendió porque muchas veces Flixbus tiene sus paradas fuera de la estación de buses, en calles normales, y con nada más que un simple cartel que dice "Flixbus". De esta forma baja los costos de operación. Pero en Sofia, Flixbus parece estar aliada con Florentia Bus, una empresa que ya tiene una parada y boletería en la estación central de buses.



Desde Sofia hay solo 1 hora de viaje hasta la frontera con Serbia. Nosotros llegamos a las 23:40 hs y estuvimos 1 hora en la frontera hasta poder seguir el viaje. Nos tuvimos que bajar del bus al salir de Bulgaria, y después otra vez al entrar en Serbia. Dejamos la mochila adentro del bus todo el tiempo, solo agarrando un abrigo y los teléfonos, además de por supuesto el pasaporte de cada uno. En el medio cambiamos la hora, porque Bulgaria está 1 hora adelantada.

Antes de este viaje, ya crucé en bus la frontera entre Bulgaria y Serbia 2 veces, al viajar a Belgrado desde Sofia y viceversa, y también estuvimos 1 hora en la frontera en aquellas ocasiones. Se tarda más en el lado de Serbia. Después de pasar la frontera, dormimos todo el camino de una punta de Serbia a la otra. Fueron 6 horas de sueño.

El wifi dejó de funcionar al cruzar a Serbia. Y tampoco funcionó en Hungría. Sólo tuvimos wifi en la única hora que viajó por Bulgaria. Lo mismo sucedió tanto a la ida como a la vuelta.



El bus era nuevo-nuevo, y los asientos recuperaban la forma rápidamente. Son asientos diseñados para uso intenso, los cuales no se aplastan tan fácilmente. El grosor de los asientos es el promedio, así que el de atrás no puede molestar al mover la bandeja.

Los asientos son reclinables, y esto ayudó a que podamos dormir. Aunque no se reclinan totalmente hasta quedar casi plano, sino que a la mitad. Hay 4 asientos por fila, con un pasillo en el medio. Son asientos del ancho promedio. Son los mismos asientos que los buses semi-cama de Argentina.

Desconozco si los asientos del fondo se reclinan o no.



En Europa hay pocos buses con asientos reclinables, y mucho menos los hay con asientos anchos como los buses coche-cama de Argentina, donde solo entran 3 asientos por fila y se reclinan aún más para dormir muy cómodamente. Hay, pero pocos, y ninguno del que conozca en esta ruta Sofia-Budapest. Así que estuvimos agradecidos que al menos se reclinan y que por eso pudimos dormir.

Todos los asientos tienen una bandeja para apoyar cosas y un agujero para las bebidas en la misma bandeja. Los de este bus no tenían pantalla con entretenimiento, pero sí tenían apoya-brazos y cinturones de seguridad en todos los asientos, que recomiendo usar siempre. Además de un enchufe europeo cada dos personas, y 2 puertos USB para cargar la batería (uno para cada persona).

El espacio entre asientos es generoso. Al principio elegimos los asientos frente a la puerta del medio, porque tienen una mesa pequeña, pero después nos movimos de lugar porque esos asientos tienen menos espacio para las piernas.



La frontera entre Serbia y Hungría nos despertó a las 6 de la mañana hora de Serbia y Hungría / 7 AM hora de Bulgaria. Ya estábamos a 2 horas de viaje de llegar a Budapest.

Pero estuvimos 4 HORAS en esta frontera. El conductor no tuvo la culpa. El personal del lado húngaro se vió sobrecargado porque en Serbia y Bulgaria empezaba el fin de semana largo de la semana santa ortodoxa, el cual tiene feriados los días viernes a lunes inclusive. Sabiendo esto, nosotros viajamos el miércoles anterior (llegando jueves temprano a esta frontera), pero aún así el tránsito era importante. Al regresar el domingo por la noche siguiente, y por la misma razón, tardamos 3 horas.



Inexplicablemente, en esta frontera no tuvimos señal de teléfono de Hungría. Lo mismo sucedió al regreso. Nosotros tenemos cada uno un chip con roaming gratis en la Unión Europea, pero como Serbia no es parte de la UE, no tuvimos señal. Así que no pudimos avisarle a nuestro host de AirBnB que llegábamos tarde.

Después de cruzar la frontera, el bus siguió su camino y se detuvo en el pueblo de Kecskemét, donde no subió ni bajó nadie, pero donde ví que el conductor tuvo que entregar algo parecido a una ficha de viaje. Al regresar en el sentido opuesto, el bus también se detuvo en el mismo lugar.

Ya al tener señal, pudimos ver que la app de Flixbus ya tenía actualizada el tiempo de demora de llegada. Impecable.



1 hora después llegamos a la estación de buses de Nepliget en Budapest, donde tomamos el metro para llegar a nuestro AirBnB.

Antes de volver de regreso desde Budapest, pudimos ver un Flixbus de dos pisos que iba para Viena.



Conclusión

¿Volvería a hacer un viaje nocturno con Flixbus? Sí, totalmente. 
Siempre y cuando el avión no me resulte más conveniente.

Nosotros pagamos 1,5€ cada uno por cada viaje. Viajé con mi pareja, así que pagamos un total de 6€ ida y vuelta por la oferta de lanzamiento. Pero el viaje tiene un costo de 20€ sin promoción, que es más barato que otras empresas, que cobran 30 o 40€ por el mismo viaje. Probablemente sin wifi ni enchufes.

Comparen este precio con el avión. El avión siempre será la mejor opción, pero si les resulta muy caro, o no muy conveniente debido a escalas, tienen esta opción del bus.

Viajar en un viaje nocturno con Flixbus es igual a viajar en un bus semi-cama de Argentina. En esta ruta se estima que son 11 horas cuando no hay retrasos en la ruta o la frontera. Así que queda en ustedes si viajan o no. Yo no tenía problema en salir a recorrer la ciudad el día que llegamos, pero mi pareja necesitó dormir en una cama al llegar. Les recomiendo llevar una almohada de cuello, como nosotros hicimos, para dormir más cómodo. 

Se agradece muchísimo que Flixbus use buses modernos con baño y asientos reclinables en esta ruta. Sin ello no hubiéramos podido dormir.

Estas rutas de viaje nocturnos son ideales para ahorrar una noche de alojamiento y evitar el tiempo muerto (tiempo que no se aprovecha para visitar lugares, sino que estás viajando), que por ejemplo tendrían si viajan 11 horas durante el día.



Siempre lleven algo para comer durante el viaje, ya sea para cenar, pero más importante, para desayunar al otro día, por si tienen algún retraso en el camino.

Si cruzan alguna frontera, asegúrense de llevar un poco de dinero en efectivo del país a donde llegan, y de un poquito de dinero para los países que atraviesan (5-10€), si atraviesan alguno. Esto les va a servir para ir al baño en la frontera o algún pueblito, y para comprar algo de comer, si es que no trajeron nada con ustedes.

Saludos y buen viaje!

Sigamos en contacto por Facebook, Twitter e Instagram

Enlaces de afiliados: [?]

Buscá alojamiento en departamentos
con 26€ de regalo:

AirBnB

Evitá las filas, comprá entradas
y reservá actividades
únicas
en:

GetYourGuide

De 10 hasta 100€ de descuento
en vuelos low cost
por Europa:

Volotea




SUSCRIBITE AL BLOG

POR EMAIL

4 comentarios. Dejá el tuyo ahora!

  1. Excelente post. Nosotros usamos varias veces los servicios de Flixbus, con las mismas características que indicás. Enero lo usamos para: Bruselas- Amsterdam, Berlín-Praga, Venecia- Florencia y Florencia- Roma. Fueron viajes más cortos y sólo llegaron a estaciones en Praga y Mestre ( en Venecia). En el resto al lado de las estaciones de tren. Los choferes muy amables. En el primer viaje si vendieron snacks a bordo; en el resto, no.
    Seguiremos ahorrando para volver a viajar...
    Saludos, Delia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, viste, a veces paran en cualquier lado. Pocas en estaciones de buses. Buen dato ese de que vendan snacks a bordo. Todavía no lo hemos visto. Buen aporte!

      Eliminar
  2. El mes pasado hicimos Praga-Budapest . El bus de dos pisos. En la planta baja dos mesas co 4 asientos cada una. Como iba prácticamente vacío nos acomodamos una en cada mesa. Excelente viaje. Nos costó encontrar el lugar de salida. Otro año fuimos de Barcelona a Paris. Como se retrasó unos minutos nos devolvieron el costo de los pasajes a la tarjeta con un mail de pedido de disculpas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces cuesta encontrar la parada. Por suerte lo tienen en la app y en la web.

      MUY interesante ese dato de la devolución del dinero. Lo pediste o fue automático?

      Eliminar